(507) 360 5507 / (507) 6935 1356

La enfermería geriátrica es la especialidad en la cual el enfermero especialista se encarga del cuidado del adulto mayor. Los enfermeros geriátricos trabajan junto con el adulto mayor, su familia y la comunidad, para permitir un envejecimiento adecuado, con la máxima funcionalidad y calidad de vida.

La enfermería geriátrica se basa en los diferentes factores que afectan al adulto mayor. ​Los adultos mayores son más propensos que los adultos jóvenes a sufrir una o más patologías crónicas, tales como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, artritis, discapacidad auditiva, o alguna forma de demencia, como por ejemplo el Alzheimer.

Así mismo una de las causas por la que el paciente geriátrico acude a los servicios de salud y requiera el cuidado de enfermeros, es el alto riesgo de caídas, el 20% de la población mayor de 65 años presentan algún tipo de limitación en las actividades de la vida diaria que facilita las caídas, por lo que se requiere de un plan de reacondicionamiento funcional por parte del personal de enfermería.

Los enfermeros geriátricos trabajan en una gran variedad de entornos, entre los que se incluyen el cuidado agudo en hospitales, rehabilitación, el hogar de los ancianos o las residencias. ​

Según expertos en enfermería geriátrica, los adultos mayores "son la actividad principal de la asistencia sanitaria". El envejecimiento de la población y la complejidad de las necesidades en cuanto a atención de salud que requieren los adultos mayores, significa que son más propensos que los jóvenes a utilizar los sistemas sanitarios. En muchos lugares, la mayoría de los pacientes son ancianos. Por ello, los expertos recomiendan que todos los enfermeros, y no solo los identificados como enfermeros geriátricos, adquieran conocimientos relacionados con el adulto mayor. Esta propuesta fue respaldada por 55 organizaciones estadounidenses de especialidades de enfermería.

Es importante así la asistencia estrecha del adulto mayor tanto en instalaciones intrahospitalarias como extra-hospitalarias ya que requieren de cuidados específicos. El profesional de enfermería tiene el conocimiento para el cuidado, así como la capacidad de educar y enseñar al adulto mayor y aplicar su conocimiento para una pronta recuperación de la índole cual sea su padecimiento así con su aportación ayuda al adulto mayor a ser auto-suficiente a entender su padecimiento. Así junto con otros profesionales de la salud lograr una pronta rehabilitación y recuperación del adulto mayor ya que hoy en día la demanda de asistencia de adultos mayores a ido aumentando considerablemente es así que el profesional de enfermería tiene un compromiso con la sociedad en el ámbito de la salud.

Con el cuidado profesional tratamos de asegurar que haya alguien cerca para cuidar el bienestar de su familiar cuando no se puede estar físicamente cerca. La atención a domicilio para los ancianos tiene muchos beneficios.

Estos son sólo algunos de ellos:

1. Mantener las comodidades del hogar:

La silla que amas, el patio con jardín, un parque cercano, reuniones con amigos y familiares, tus fotos, tus rincones, tus recuerdos, tu vida. La ventaja más importante del cuidado en el hogar es mantener las cosas que amas cerca.

2. Cuidado personalizado del adulto mayor:

Para cada persona se define un plan de atención individualizado que se adapta a las necesidades y gustos de cada uno para que, además de apoyar en las actividades básicas de la vida diaria y fomentar la autonomía con actividades de estimulación física o cognitiva, lo hagamos a través de actividades que sean del gusto del adulto mayor.

3. Independencia, confianza y confort:

¿Dónde están las personas mayores más cómodas? ¿Dónde él o ella se siente más confiado y abierto a participar en las actividades? La respuesta, lo más probable, es en su propia casa. No sólo es más fácil y más rápido el proceso de recuperación en la familiaridad del hogar, sino que además hay que añadir los servicios de atención domiciliaria con un plan de cuidados hecho a medida. De esta forma, su adulto mayor también tiene el control y la capacidad de llevar una vida plena e independiente.

4. Apoyo y participación de la familia:

Una red de atención domiciliaria de calidad es algo más que ofrecer un cuidador profesional para su ser querido. Al trabajar con una empresa profesional, una enfermera supervisora se involucra con la familia en el proceso de definición del cuidado y del mantenimiento de una comunicación clara con el apoderado. Esto incluye llamadas de rutina o visitas de supervisión sin costo adicional.