(507) 360 5507 / (507) 6935 1356

Uno de los sistemas que más sufre cambios durante el envejecimiento es el sistema estomatológico o cavidad bucal, estos cambios provocan por ejemplo la pérdida y mal estado de los dientes que se deben a carios o trastornos de las encías y/o raíces dentarias.

Estas alteraciones pueden acompañarse de sequedad de boca, pérdida del gusto y otros trastornos. La caries y la pérdida de los dientes tienen consecuencias en la apariencia y en la función de la boca. Provocando dolor y dificultad en la alimentación. Cuando existe pérdida total de la dentadura es frecuente que el adulto mayor deje de ingerir una alimentación balanceada.

Para evitar las caries y otras enfermedades es fundamental el aseo de la boca y otras medidas y cuidados que se desarrollan a lo largo de este trabajo. En los adultos mayores se recomienda un control dental cada seis meses y control de las prótesis cada dos años, o en cualquier momento que aparezcan molestias.

Factores que pueden influir en la salud oral del adulto mayor

Enfermedades de base: Diabetes, hipertensión arterial, alteración hepática, etc.

Medicamentos: Antihipertensivos, diuréticos, anti convulsionantes, hipoglucemiantes orales, etc.

¿Cuándo consultar con el Odontólogo?

Necesidad de un control anual como mínimo en todos los pacientes adultos mayores. Pero en caso de pacientes portadores de cualquier elemento protésico, se hace necesario un control periódico de al menos dos o tres veces por año, para evaluar el funcionamiento y estado de las prótesis, detectar pérdidas óseas y compensarlas y evaluar los demás tejidos de la boca.

Enfermedades más frecuentes en los adultos mayores

La patología que es posible encontrar en la boca del adulto mayor es variada.

Pero existen dos que merecen especial análisis: la caries y la enfermedad periodontal.

  • Caries Dental
  • Enfermedad Peridiontal
  • Afecciones Orales por Hongos (candidiasis)