(507) 360 5507 / (507) 6935 1356

La terapia respiratoria consta de una serie de técnicas que ayudan a respirar de manera más natural, más libre y más saludable. La terapia respiratoria no sólo mejora la salud y el bienestar del cuerpo, sino que también ayuda a combatir o aliviar muchos problemas emocionales o psíquicos. La terapia respiratoria se fundamenta en primer lugar en el hecho comprobable de que la mayoría de los adultos tienden a respirar de forma constreñida y poco natural.

¿Cómo funciona la terapia respiratoria?

Respirar correctamente oxigena eficientemente nuestros tejidos, vigoriza nuestro cuerpo, calmando y equilibrando nuestro sistema nervioso. Además, ayuda a limpiar los órganos internos, mejora la circulación linfática, favorece la eliminación de los desechos producidos por las células de nuestro cuerpo y nos ayuda a liberar nuestras emociones y experiencias negativas.

¿Qué puede hacer por ti la terapia respiratoria?

Como dijimos anteriormente, la mayoría de los adultos en su vida diaria respiran mal, lo cual conlleva una serie de inconvenientes, hasta tal punto de que muchos profesionales de la salud afirman que, si todos respiráramos correctamente, los índices de nerviosismo, estrés, tensión y ansiedad se reducirían al mínimo en las sociedades modernas.

En primer lugar, la terapia respiratoria reduce el estrés, alivia el dolor y es un método rápido y eficiente para lograr la relajación. Así mismo, mejora la salud general de nuestro cuerpo y nos hace llevar una vida más saludable y vital. La terapia respiratoria es muy útil para personas con problemas respiratorios, como bronquitis crónica, enfisema o asma. También previene y cura una enorme cantidad de problemas relacionados con el estrés y la tensión, como el dolor de cabeza, insomnio, nerviosismo, problemas digestivos, dolores de espalda, trastornos del sistema inmunológico, depresión, ansiedad, presión arterial elevada, mareos, fatiga, etc.

¿La terapia respiratoria es segura?

Las técnicas más sencillas de terapia respiratoria pueden ejercitarse en casa con total seguridad y sin necesidad de ser supervisados por un experto. Sin embargo, hay técnicas más complicadas y avanzadas que sí precisan de ser controladas por un profesional experto, como los ejercicios de control de respiración, los cuales requieren aguantar la respiración o respirar muy deprisa. En caso de realizarse de modo incorrecto, estos ejercicios avanzados pueden desestabilizar y desarmonizar nuestra respiración. Por tanto, como es muy importante su correcta realización, se hace necesario la presencia de un profesional.

Un ejemplo se presenta en la columna vertebral, un anciano con cifosis dorsal senil (caracterizada por una desviación de la zona dorsal de la columna a una posición flexora) tendrá repercusiones sobre la movilidad y eficacia en la apertura de la parrilla costal en los movimientos de inspiración y espiración, afectándose al ritmo diafragmático y provocando una alta presión a nivel abdominal.

Esta posición de la columna puede desencadenar patologías respiratorias como el enfisema toracógeno senil, disminución de la capacidad respiratoria de manera global o a nivel visceral sobre los órganos situados en la cavidad abdominal.

Aquí es donde entra en juego la Fisioterapia Respiratoria para adultos con claros beneficios para el paciente:

  • Mejora el drenaje de secreciones.
  • Ayuda a controlar y disminuir la disnea o sensación de falta de aire.
  • Mejora la ventilación pulmonar.
  • Previene y trata las infecciones respiratorias.
  • Evita complicaciones e ingresos.
  • Optimiza la entrada de la medicación (inhaladores), haciendo que ésta sea más efectiva.
  • Mejora la tolerancia al ejercicio.